blog-contenedor

Foto: contenedor donde se ubican las baterías de segunda vida para acumular los excedentes de energía del sistema, en la estación de servicio El Cisne.

El CSIC, junto con la empresa aragonesa Zoilo Ríos, promueven el proyecto de la primera hidrogenera de uso público en España. La instalación de generación de hidrógeno verde in situ y dispensación a vehículos se ubicará en la estación de servicio El Cisne, en el km 309 de la Autovía A-2 (Madrid-Barcelona), junto a la Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA), y formará parte del llamado Corredor del Hidrógeno del Ebro.

En total se van a invertir unos 6 millones de euros, de los que 4,5 están aportados por el CSIC, a través de los fondos europeos NextGeneration de la plataforma TransEner, y 1,5 por la empresa Zoilo Ríos, quien también aportará el suelo para la instalación y se encargará del mantenimiento de la misma.

La hidrogenera será capaz de generar hidrógeno verde a partir de energía solar, en las propias instalaciones de la estación de servicio. Para ello, empleará una tecnología novedosa de electrolizadores más eficientes, que permite aprovechar el calor generado en los captadores solares. Además de la producción de hidrógeno, también se generará energía fotovoltaica, que ayudará a cubrir los consumos eléctricos de la estación de servicio. Los excedentes energéticos se acumularán en baterías de segunda vida para poder ser empleados en horario nocturno.

El sistema contará, además, con un sistema de control inteligente que gestionará los flujos de energía y aportará predicciones de producción y demanda, para asegurarse de que siempre haya disponibilidad de suministro de hidrógeno y que, además, éste se produzca de la manera más económica, eficiente y sostenible posible.

De esta manera, se podrá suministrar hidrógeno a vehículos de pila de combustible, tanto turismos como autobuses y camiones. También podrán repostarse carretillas y llenarse botellas de depósito.

Se espera que la hidrogenera esté operativa durante el primer trimestre del próximo año 2024 y se pueda probar hasta 2025. El objetivo es “demostrar en condiciones de servicio reales la posibilidad de la tecnología del hidrógeno destinada a vehículos”. La vida estimada de la instalación es de 25 años. El proyecto ya cuenta con la declaración de interés autonómico en el Consejo de Gobierno. Esto permitirá agilizar los plazos administrativos para su puesta en marcha. Además, se realizará una evaluación técnico-económica por parte del CSIC para evaluar “la viabilidad de una tecnología de producción de hidrógeno emergente y novedosa”.

Intergia participa en el desarrollo del proyecto como ingeniería de la propiedad, prestando servicios de consultoría e ingeniería de acompañamiento a la implantación de la hidrogenera: dimensionado de instalaciones, redacción de documentación técnica, apoyo durante el proceso de obtención de licencias, revisión de la documentación aportada por proveedores, y coordinación y seguimiento del cumplimiento de plazos y prescripciones técnicas, entre otras tareas.